Zorrilla es el romántico por definición, como toda su obra constata, si bien se puede ver en sus escritos una moderada evolución, un intento de adaptación a las modernas corrientes.
2.1 La misión del poeta. El poeta romántico es un iluminado, un profeta tocado de la mano de Dios, frente a esto nos encontramos con el artista dieciochesco, más profesionalizado y dependiente de su menester y de la sociedad. El escritor Vallisoletano llega a crear la imagen de sí mismo como un ser diferente, dotado de extrañas fuerzas preceptoras.
2.2 La atracción del pasado. Son muchas las razones del apogeo de lo medieval dentro de los escritores románticos y en particular en Zorrilla. La primera se corresponde con el punto de fuga necesario en un mundo y en una sociedad de la que marginan como seres especiales. La evasión le llevará desde la Edad Media a Oriente. Nuestro autor valorará particularmente las leyendas y tradiciones populares los cuentos, consejas y supersticiones.