LA ESTRUCTURA

Si el contenido de la obra era bastante original e innovador, la estructura no lo es menos. Lo que hace Rulfo es dividir ambas historias, o niveles, en fragmentos e intercalarlos de forma que, el nivel A (el de J.P)son los frag 1-5,9,11,17,24-36...(Enseñar dibujo).

Debido a esta estructura es bastante dificultosa la tarea de leer la obra y son convenientes varias lecturas de la misma para su correcta intelección, aún así, en mi opinión hay diferencias entre ambas. En el nivel A, aunque se encuentren intercalados por los fragmentos del nivel B, hay continuidad cronológica: Primero llega, conoce a las ánimas, muere y se convierte en murmullo. Si leemos seguidos sólo los fragmentos del nivel A somos capaces de entenderlo perfectamente. Los fragmentos pertenecientes al nivel a son los siguientes: 1-5,9,11,17,24-36,38,41-42,52,55,64.

Sin embargo, no pasa lo mismo con el nivel B que, como hemos dicho antes, se subdivide en diferentes unidades:

Como vemos, éstas si que están intercaladas, por eso su lectura se hace difícil. Lo que tiene de positivo es que al final de la lectura nos hacemos una imagen de P.P que viene dada por la numerosas perspectivas desde las que se nos ha hablado de él. Además son los propios personajes los que van construyendo la historia, no hay ningún narrador omnisciente que nos vaya guiando. La novela se gesta desde dentro, de ahí que el estilo predominante sea el monólogo interior.

Como dice Glez. Boixo: "El fragmentarismo permite que la narración se centre en los momentos esenciales, prescindiendo de historias secundarias y ofreciendo una visión compleja de la realidad ficticia."