El sol del membrillo

Casi un documental

Inicialmente el proyecto consistía en una serie de cortos para televisión en los que se reunía a un pintor y a un cineasta, en una colección que se llamaría Los perros andaluces. Finalmente Erice se interesó con su trabajo e inició el que sería su tercer largometraje.

La película comenzó a rodarse en setiembre de 1990, en el estudio madrileño de López García. Al parecer, el pintor manchego le dijo a Erice: “El sábado empiezo a pintar un membrillero. Si quieres venir, ven”. El director acudió con una cámara y así comenzó el trabajo.

El sol del membrillo es una extraña mixtura entre el documental y la ficción, alejando al director de sus realizaciones anteriores. Erice fue utilizando conversaciones sin guión previo del pintor con su mujer, y sus amigos. La cámara capta también los alrededores de la casa, los trenes, los descampados, los apartamentos iluminados de noche por televisiones…

Antonio López se empeña en captar en su óleo los rayos del sol introduciéndose entre las hojas del membrillero, mientras el transistor habla de la Guerra del Golfo.

Pero el invierno llega, los membrillos caen del árbol y se descomponen en el suelo. El trabajo del pintor ha concluido.

Entonces Víctor Erice recoge la voz del pintor en su sueño recordando la infancia, su casa, sus padres…

La película obtuvo, entre otros, el Premio ASECAN 1994 a la mejor Película Española, el Premio de la Crítica Internacional (FIPRESCI) y en el Festival de Cannes de 1992 el Premio del Jurado y el Premio de la Crítica. Además, El sol del membrillo fue elegida como la mejor película de la década de los noventa, en una encuesta realizada por la Cinemateca de Toronto entre las principales filmotecas y museos de cine de todo el mundo.


El sol del membrillo (1992)

Director: Víctor Erice. Según una idea cinematográfica original de Antonio López y Víctor Erice. Inspirada en un trabajo del pintor Antonio López García. Con la presencia de Antonio López, María Moreno, Enrique Gran, José Carretero, María López, Carmen López, Elisa Ruiz, Amalia Avia, Lucio Muñoz, Esperanza Parada, Julio López Fernández, Janusz Pietrziak, Marek Domagala, Grzegorz Ponikwia, Fan Xiao Ming, Yan Sheng Dong. Producida por María Moreno P. C. Con la participación de Euskal Media e Igeldo Zine Produkzioak. Productor Asociado: Ángel Amigo. Producción Ejecutiva: María Moreno. Directores de Fotografía: Javier Aguirresarobe y Ángel Luis Fernández. Fotografía en Vídeo Betacam S. P.: José Luis López Linares. Música: Pascal Gaigne. Montaje: Juan Ignacio San Mateo. Sonido directo: Ricardo Steimberg y Daniel Goldstein. Mezclas de sonido: Eduardo Fernández. Ayudantes de dirección: Jos Oliver y Francisco J. Lucio. Ayudantes de montaje: Julia Juaniz y Juan Carlos Martínez. Auxiliar de montaje: Nere Pagola. Producción: Carmen Martínez y Carlos Taillefer. Ayudantes de producción: Iñaki Ros, Puy Oria, Jesús Rodríguez Delgado. Auxiliar de producción: María Rodríguez. Ayudantes de cámara: Juan Martín Sabell y José María Lara. Auxiliares de cámara: Carmen Negrón y Montserrat Escudero. Asistencia vídeo: Miguel Udo. Jefe eléctricos: José Luis Torrecilla. Eléctricos: José Antonio Oliva y Teodoro Ortega. Microfonistas: Sergio Burmann, Iván Martín, Juan Carlos Cid. Efectos Sala: Luis Castro. Efectos especiales de sonido: Taller de Ruidos. Administración: Niní Bustillo. Laboratorio: Fotofilm Madrid S. A. Montaje y Sonorización: EXA. Negativo: Eastmancolor Kodak. Cámaras: Camaravisión. Material de iluminación: Cinelux. Edición vídeo: K-2000. Kynescopado: Video-print. Títulos: Story film-Pablo Núñez. Grabación Musical: Cinearte. Transportes: Merino. Gestoría: Legiscine. Recorder in: Ultra-stereo. Formato: 1:1.33. Duración: 2 horas, 18 minutos y 56 segundos. Longitud: 3793 metros. Año de producción: 1990-92. Película subvencionada por el Instituto de la Cinematografía y de las Artes Visuales.

Sinopsis

El sábado 29 de septiembre de 1990, Antonio López llega a su casa del extrarradio madrileño. Va a comenzar un óleo de un membrillero. Va preparando marcas y herramienta para comenzar con su trabajo.

Mientras, la casa está en obras. Su mujer, María Moreno, también pintora, merodea por la casa. Habla con su marido de los problemas que tendrá para pintar el cuadro.

El miércoles 10 de octubre el pintor Enrique Gran visita a su amigo Antonio López. Conversan mientras Antonio López continúa su cuadro. Hablan de su juventud, de su paso por la escuela de Bellas artes…

El miércoles 24 de octubre la lluvia detiene el trabajo de Antonio López. El lienzo quedará sin acabar, ya que la meteorología no le permitirá captar la luz adecuadamente. Dos días después decide comenzar un nuevo boceto del membrillero. El pintor tendrá que luchar de nuevo contra el tiempo: los membrillos empiezan a caer del árbol y a pudrirse.

El lunes 10 de diciembre, da por finalizado su trabajo y retira el andamio que protegía de la lluvia al árbol.

Antonio López posa para su mujer, que retoma un cuadro que había tenido abandonando durante mucho tiempo. El pintor sostiene en la mano una bola de cristal y una fotografía. De repente la bola cae al suelo: Antonio López se ha dormido. María Moreno retira sus utensilios y abandona la habitación. El pintor narra en voz en off su sueño.

En primavera el árbol florece otra vez.