1. LA SITUACIÓN HISTORICA

  1. ANTECEDENTES: AMBIENTE EN TORNO AL 98 Y CRISIS DECIMONONICAS
  2. LA SITUACIÓN CULTURAL ESPAÑOLA A FIN DE SIGLO
  3. EL DESASTRE DEL 98 EFECTOS CULTURALES
  1. ANTECEDENTES: AMBIENTE EN TORNO AL 98 Y CRISIS

  2. DECIMONONICAS

    Las circunstancias de esta crisis en el fondo no son solo un desastre naval sino que estamos en el fin de siglo.

    No es una crisis particularizada. Es algo general para todos los finales de siglo: contamos con una serie de elementos que se repiten a lo largo de la historia. Este fin de siglo crea un decadentismo (crisis de agotamiento) o crisis finisecular.

    En las ultimas décadas del siglo XIX nos encontramos con una atonia. El año más importante será el de 1902 donde se produce la renovación de la novela. El 98 tiene que dar salida y soluciones a todos los problemas acumulados ¿cómo puede hacer esto el escritor?, ¿Cómo se diagnostican los problemas del país?.

    Nos encontramos ente el dilema de que hacemos con Europa ¿cómo se escribe desde el sufrimiento?. Como generación de intelectuales están en una EDAD de PLATA.

    Desgaste político y económico. El país esta continuamente en guerra. Hay cambios en el poder, pero el peso del siglo XIX cae en los moderados.

    En los momentos de la Unión liberal se da un movimiento de gran avance económico. En la época de Isabel I, hay un ambiente de manipulación política y un dominio cada vez mayor de los conservadores.

    El mundo del pequeño comerciante empuja por las nuevas tendencias políticas: partido demócrata y liberal progresista. El primero empieza a pedir cambios a la monarquía (véase Galdós).

    La izquierda seguirá avanzando pero lo que llega no será la monarquía sino la Republica.

    De 1868 - 1874, la cara del país cambia. Los poderes conservadores han triunfado pero la revolución deja sus marcas. En 1869, se crea la primera constitución liberal. La sociedad del 74 a fin de siglo nos produce estabilidad política. Tenemos dos tendencias:

        • Moderados
        • Progresistas

    También tenemos la división social de las capas altas: alta burguesía, veja aristocracia (comercio, dinero), alto clero (papel de intrigas), altos cargos.

    Empiezan a surgir los primeros brotes políticos (PSOE, UGT), hay un movimiento de las capas bajas que serán los poderes más progresistas y revolucionarios.

    Situados en los años de la restauración el panorama social va a resultar más complejo que en Europa. En Europa, el desarrollo de la clase media había sido muy fuerte. En España tenemos elementos proletarios y clases altas:

        • Pequeña burguesía, el pensamiento mas progresista y liberal
        • Clase media: ideología burguesa. Recaen en ella las responsabilidades de la revolución.
        • Aristocracia tradicionalista: frena el desarrollo económico.

    Situación viciada de alternancia en el poder. Además, las medidas pendientes no tienen tiempo de desarrollarse.

    Los historiadores apuestan por una imagen de la restauración más positiva. Consideran a este periodo como un momento de apertura.

  3. LA SITUACIÓN CULTURAL ESPAÑOLA A FIN DE SIGLO

    El problema de estos años, ha sido la atonía. Esta situación tiene una percusión en el mundo de la prensa. La infancia de este siglo queda marcada por las polémicas. El enfrentamiento de las dos Españas es mayor en este siglo. La política de Canovas pretende dos objetivos:

        • Intentar templar los ánimos. Crear un clima de paz social o convivencia.
        • Asentar la restauración de la monarquía.

    Este clima de convivencia, se intenta desde arriba por los intereses del gobierno. Pone más esfuerzos en la monarquía restaurada sin poner atención en los problemas de fondo.

    La ideología que domina tiene una serie de proyecciones externas, intento de crear un ambiente de estabilidad tolerancia y respeto mutuo. La realidad hace aguas.

    Con esto entendemos el mundo del Krausismo. En este ambiente, en el que la política se esta desacreditando, la vida cultural de la calle va entrando en mayor apatía. Otra cosa es la vida de los intelectuales.

    ¿Dónde late la vida cultural?. En los ateneos que son un punto de encuentro minoritario, los casinos, muy tratado por los novelistas de la Restauración y la universidad.

    Este tema es discutible. Desde el punto de vista de los avances científicos es una etapa de ponerse a tono con Europa.

    Desde el principio (1812), los liberales han estado carentes de ideología. En los momentos de la desamortización de Mendizábal, se producen situaciones de cambio, que crean bases culturales. En esta época es cuando se propone hacer civil la universidad central de Madrid que estaba en manos de la escolástica. En esta línea es cuando se produce el primer punto de contacto con las filosofías europeas, va a ser un ministro llamado Gómez de la Serna el que envía estos a intelectuales a Alemania con la idea de que introduzca nuevas ideas.

    En la universidad alemana se toma contacto con el pensamiento de Krause, estamos asimilando la filosofía idealista. Esto crea un clima de pensamiento filosófico.

    En un principio va a ser un movimiento con cierto descrédito porque va a tener una oposición muy fuerte del mundo religioso y políticos. No será asimilada por las formas tradicionalistas.

    Los primeros años serán en las universidades y con falta de movimiento en la ideología.

    Habrá que esperar a los años de Espartero (bienio 54 -56). Tendrá un empujón fuerte con Sanz de Río, estos jóvenes van atener una influencia determinada en la filosofía de la universidad de Madrid. Se van a implicar en las crisis políticas del país, se están decantando por el lado progresista, pactan y se insertan en la vida política, establecen relaciones con el partido democrático. Esta radicalización hacia la izquierda le va a costar disgustos ya que Sanz del Río pierde la cabeza.

    Hay nuevas incorporaciones de gran peso cultural. En esta época a parece la figura de Giner de los ríos. También tenemos a Azcarate, montero Ríos, Canalejas,...

    Momento de internacionalización, conectan con intelectuales de la Universidad europea (Bruselas, Inglaterra, Alemania).

    El alcance de este movimiento es importante en el mundo de los intelectuales pero este influjo no va a tener el alcance esperado en la vida política, va a transformar la educación (Galdós, Clarín, Juan Valera).

    Estos intelectuales que sienten el problema de España, no entran en acción. Entramos en el mundo idealista, actúan de forma más palpable como legisladores de la Constitución del año 69.

    En la educación ejercen más poder. Se desenvuelven en una especie de utopía. Sus principios recuerdan a las ideas de los ilustrados. Idea de que los cambios se producen a través de la educación. La educación es lo fundamental.

    Cualquier intento de introducir reformas nunca llegara a buen puerto, lo primero es otorgar un grado de educación. Para la tolerancia hace falta hacer el camino desde abajo, por tanto, hay que educar al pueblo analfabeto desde le principio.

    Dicen que la libertad solo se da cuando hay educación. Introducen este criterio de la educación universal. La educación tiene que erradicar los prejuicios. Tiene que estar buscando unos valores éticos y humanos, pero no en religión. Intentaran crear una enseñanza paralela a la oficial. Esto permite el triunfo de la ILE (Institución libre de Enseñanza) de Giner de los Ríos.

    En el año 76 tenemos a: Figuerola, Linares, Pedregal.

    Posteriormente empiezan con el mundo de la desconfianza a los políticos de la restauración. Esta decepcionado por la vida política, de aquí parte la generación del 98 que diagnostica los males de España desde la idea de que los políticos se han cargado la historia de España. En los años 90 tenemos una situación critica. Crisis intelectual muy honda. Aspiración a un cambio moral profundo. Se habla de una defensa de la libertad, principios deístas (respeto y tolerancia) y antidogmática.

  4. EL DESASTRE DEL 98: EFECTOS CULTURALES

  5. El acontecimiento histórico que da nombre a este grupo del 98 (el desastre del 98): la perdida de las colonias.

    Otra cosa: el desastre precipita toda la crisis acumulada, actúa como detonante de una conciencia espacial de los escritores.

    ¿En que consiste el desastre?. En la perdida de los últimos vestigios del imperio español, las ultimas colonias de aquella primera potencia mundial. En el siglo XIX, se declaran independientes la mayor parte de las colonias americanas. También Nápoles, Sicilia, Cerdeña,..se pierden. A finales del siglo XIX quedaban Cuba y Filipinas, con relación especial con España (comercio, familia). También tenían las colonias africanas. Colonias con intereses económicos y vínculos familiares. Desde la Republica, cuba tuvo pretensiones sucesionistas, conflicto sofocado durante 30 años. Por la intervención de USA, a España se le va de las manos la situación:

    Esfuerzo tremendo. Los porcentajes de presupuestos del estado para la guerra son altísimos. Una guerra que sangra.
        • La mitad de la población va a la guerra (clases sociales desfavorecidas). Con situación interna dramática: malestar en la vida familiar y económica.
        • Enfrentamiento contra EEUU = frustración. Un país que se consideró el gran imperio mundial contra una potencia con afanes imperialistas. España cede Cuba y Filipinas.

    La imagen del imperio se pierde. Ahora deben pensar en una pequeña península sur de Europa que es su única medida. Se sienten como un país mediocre sin protagonismo en una Europa muy adelantada. Esto produce una conmoción tremenda en los intelectuales. Reacción ante esto:

        • El pueblo reacciona con apatía, destaca el amodorramiento.
        • Los políticos e intelectuales si reaccionaran, la prensa es medio de criticas durísimas a los dirigentes, reclaman justicia social.

    Los políticos al perder ejecutivo y económico industrial reaccionaran intentando buscar salidas económicas. Aquí se divide el 98.

      • PRAXIS DE LOS POLÍTICOS

    Abogan por medidas pragmáticas para la recuperación económica: creación de infraestructuras, reformas agrarias e industriales, ferrocarriles, carreteras. Pretenden poner el país al nivel de los europeos, en el ámbito económico.

      • INTELECTUALES RECCIÓN MORAL

    Propician la autentica reflexión: "el dolor de España", autoconciencia, pesimismo, escepticismo, frustración. Necesitan un proceso de renovación y renacimiento moral y espiritual: recuperar el mundo de valores que había perdido sus códigos morales. Necesidad de respuesta ética que ellos intentaran dar => sello de identidad = espiritual e ideal. También hay evasión y escepticismo.

    ¿Podemos considerar a todos como generación del 98? ¿Se consideran cosas distintas la generación del 98 y el modernismo?

        • Primera línea del europeismo: la regeneración moral se debe hacer mirando hacia Europa y perdiendo los residuos del catolicismo y las tradiciones. Camino del cientificismo, agnosticismo y tecnicismo.
        • Segundo, se recuperan los valores perdidos en las esencias, valores del pueblo y el paisaje de la España imperceptible durante muchos años a los ojos de sus gentes. Vía de casticismo y paisajismo con mejores textos. Descubrimiento de Castilla y sus paisajes. "Invención del paisaje desde el alma" = ver las cosas de otra manera.