NAWAL EL SAADAWI, LA CAIDA DEL IMÁN

"Una novela diferente de todas las que he leído, maravillosa. Espero que llegue a muchísima gente." Doris Lessing
"Alcanza gran intensidad en su áspero ataque de la brutal doblez de la ley religiosa masculina" Sunday Times
"Un libro intenso y vivido" Daily Telegraph

La caída del Imán


Índice

  1. Contenido de la novela.
  2. Plano formal.
  3. Valoración de la novela.
  4. Realidad cultural islámica.
  5. Algunas notas sobre la autora.





Contenido de la novela:

Hay que empezar diciendo que La caída del Imán no es una obra simple, sino que me ha parecido una obra compleja tanto desde el punto de vista del contenido como desde el punto de vista formal. Si bien yo esperaba encontrar que se relatara una historia donde se pudiera ver reflejada la realidad islámica, he encontrado una obra de fuerte carácter crítico y reflexivo donde se pone en tela de juicio no sólo la sociedad islámica y la política, sino que se cuestionan planteamientos básicos religiosos del Islam y del Cristianismo.

A lo largo del relato, que unas veces se presenta dulce y armonioso y otras frenético y caótico, se pueden ver continuas críticas a la política y la Iglesia islámica, que prácticamente se puede deducir que van unidas.
La autora consigue presentarnos una realidad en la que hay una élite religiosa que domina a la población sirviéndose de su poder religioso y económico. En la cumbre de esta élite nos sitúa al Imán, pero también nos presenta a otros personajes similares como el Jefe de Seguridad, El Gran Escritor, El Filósofo, la esposa legal del Imán... A todos ellos les une una característica: buscan el poder (económico, social...) Busca resaltar una idea: que el poder les corrompe a todos ellos. Por ejemplo, el propio Imán se cuestionaba de pequeño la existencia de Dios, pero consigue llegar al máximo poder y una vez allí no muestra ninguna dubitación. Y también se nos presentan personajes que se convierten a la religión islámica sólo por dinero.
Estos personajes se mueven por el afán de poder y no comulgan con las ideas y valores que imponen al pueblo.


Y es que Nawal El Saadawi está haciendo hincapié en mostrarnos un problema importante: la sociedad islámica es en su mayoría una sociedad inculta, analfabeta. La mayor parte de los hombres (y prácticamente la totalidad de las mujeres) no saben leer ni escribir, nos dice la novela, y por ello no conoce el Corán mas que por lo que les cuentan sus líderes religiosos (y políticos).
Hay un pasaje de la novela que dice: "No conocen la palabra de Dios ni lo que dice. La palabra de Dios está escrita, y ellos no saben leer. No saben lo que son las palabras. Lo único que saben es murmurar o aplaudir, aclamar o vociferar, chillar o dar alaridos."
El pueblo islámico no conoce las escrituras, se guía por sus líderes religiosos que tratan de inculcarles miedo para someterlos.
Esto nos lleva a otro punto interesante: cómo vive la población la religión.
Constantemente en la novela aparece, en diversos personajes, la idea de que Dios se les aparece en sueños de dos maneras: como un Dios bueno y benevolente (asociado generalmente a la imagen de la madre)
(algunas reflexiones sobre ello de Nawal El Saadawi) y como un Dios cruel. Esto lo he interpretado como la manera en que viven ellos la religión: tienen la idea natural de que Dios es bueno, pero esta idea confronta con la que se les inculca desde la Iglesia de un Dios duro y justiciero al que temer.

Por otra parte, aparece también una situación, sobre todo en los niños: confunden la religión islámica con la cristiana, las mezclan.
En la historia hay algunos niños que son castigados por creer que Cristo es hijo de Alá, y muchos no entienden por qué la Virgen Maria tuvo un hijo siendo virgen y en su sociedad lapidan a las madres solteras.
Éste es otro aspecto mas que se debe, creo, a la falta de información de la población, creen en lo que les enseñan a creer sin posibilidad de cuestionarse nada.

Pero el tema en el que más se basa la autora, o en el que creo que centra la atención, es el tema de la mujer; cómo es tratada la mujer por el Islam y cómo ve la mujer el Islam.
Nawal El Saadawi nos presenta a Bint Allah como un personaje fuerte que se acaba revelando no sólo contra la Iglesia de su país, sino contra el propio Dios.
Es conocida por todos, al menos en parte, la situación de la mujer en el mundo islámico; pero es interesante ver el punto de vista de una mujer que vive de cerca esta situación, como es el caso de la escritora, que se cuestiona a través de unos personajes las ideas y valores que se inculcan a su pueblo, que no entiende el papel de la mujer en su mundo.

Además, es importante la vertiente sexual, es decir, cómo ve la sexualidad de la mujer la autora, porque en la cultura islámica siempre se ve como fuente de pecado y perversión.

Así, es por esto por lo que opino que es una obra compleja desde el punto de vista del contenido, porque aborda muchos y variados aspectos de la cultura islámica, poniendo en tela de juicio cuestiones tan básicas como puede ser la misma existencia de Dios (sea Alá o La Trinidad...)

Volver al índice


Plano formal:

Si bien he dicho que La caída del Imán me parece una obra complicada desde el punto de vista del contenido, más aun puedo afirmarlo en el plano formal.
Pero también debo afirmar que si hay pasajes en los que es difícil seguir la trama o el discurso de los personajes, también los hay en que el discurso es fluido y suave.

Desde mi punto de vista, la dificultad de la novela radica esencialmente en cuatro características:

  1. La modalidad narrativa. La novela está narrada bajo una modalidad multiselectiva, se cuenta la historia desde el punto de vista de un narrador ajeno a la historia a veces, y otras veces desde el punto de vista de los propios personajes.
    Y lo mismo pasa con la voz: a veces la toma un narrador y a veces la toman los propios personajes (así encontramos narración en tercera persona, en primera e incluso en segunda).
    Pero esto no implicaría mayor dificultad si no fuera porque se pasa de una voz a otra, y de un punto de vista a otro, "sin previo aviso", es decir, sin una transición que introduzca la nueva modalidad. Esto supone un esfuerzo por parte del lector, que tiene que prestar mucha atención (sobre todo en algunos pasajes) para poder seguir la historia.
  2. Otra característica que me parece que imprime dificultad al texto es el carácter no-lineal del discurso.
    Los acontecimientos se exponen de forma desordenada, pasando continuamente del pasado al presente, y mezclando hechos con sueños.
  3. Esto está relacionado también con otra característica: la reiteración de sucesos. Algunos acontecimientos se narran varias veces, bien por la voz del mismo personaje, bien por la voz de diferentes personajes (por ejemplo: el disparo a Bint Allah o el disparo al Imán)
    Y cada vez que se narra, se narra de una forma diferente, lo que hace dudar sobre qué hechos suceden realmente y cuáles no.
  4. Y la otra característica que quiero resaltar es la intercalación de relatos ajenos a la trama, a la historia. Por ejemplo, el capítulo titulado "Amor Eterno". Sirven para reforzar las ideas que quiere transmitir la autora, pero en cierto modo descolocan al lector de la trama argumental.

Volver al índice


Valoración de la novela:

A la hora de hablar de la valoración de la novela, tengo que hablar más bien de sensaciones, porque como ya he dicho me ha resultado una novela un tanto complicada de seguir.

En primer lugar, voy a resaltar que muchos de los episodios narran sueños o visiones de los personajes, lo que da una sensación onírica- fantasiosa, de confusión, que dificulta el seguimiento de la historia principal, pero que sobre todo le da un carácter fantástico al texto.
Son varios los personajes que nos relatan sus sueños, y en ocasiones la narración de hechos se mezcla con la narración de las fantasías de los personajes, sin saber dónde acaba la realidad y dónde empieza la fantasía.

Y por otra parte, el texto deja una sensación de malestar, una sensación de malestar de casi todos los personajes, que se contagia al lector.
Se presenta una cultura distinta desde el punto de vista de una persona que no la asume y que no la entiende, pero que se ve obligada a vivir en ella.
Además, hay que hablar aquí de la diferencia y lejanía de culturas (de la emisora y la mía). Si bien el mundo islámico se me ha presentado siempre como lejano y muy distinto al occidental, a partir de esta novela se ha mantenido esa diferencia, pero ahora no lo veo tan lejano. Porque me parece distinto mirar la cultura islámica desde la occidental (y hacer una crítica) que mirarla desde dentro de la misma cultura islámica para hacer la crítica.

Dicho esto, cabe concluir que he interpretado la obra como una obra de clara intención crítica, donde la autora pretende poner en tela de juicio la religión, la política y la sociedad islámica al tiempo que hace una defensa de la mujer, la persona, la sexualidad, el amor y la libertad.

Volver al índice


Realidad cultural islámica:

Al leer esta novela, uno no puede dejar de plantearse ciertas cuestiones, como por ejemplo ¿cuánto se acerca esta historia a la realidad islámica? Porque en verdad, no conocemos realmente la cultura islámica, conocemos lo que oímos, pero es una interpretación.
Como les sucede a los personajes de la novela, no conocemos el Corán ni la interpretación que le dan las autoridades religiosas, pero criticamos aquello que vemos.

Esto nos lleva a pensar que realmente la mayoría de la población occidental lo que conoce del mundo islámico lo conoce por los medios de comunicación, y hay que pensar que siempre nos ofrecen una información "mutilada", por su propia naturaleza. Y por otra parte, tendemos a mirar esa información desde nuestra propia cultura.
Con esto no quiero hacer una defensa de la cultura islámica, que prácticamente desconozco, pero lo que no quiero hacer es una crítica.
Por ejemplo, en esta novela aparece varias veces como característica del pensamiento islámico el pensar que la cara de la mujer es una vergüenza. La mayoría de los occidentales creemos que es inhumano, y que va contra todo derecho el que las mujeres tengan que ir totalmente tapadas por túnicas y velos. Pero no nos paramos a pensar lo que pueden pensar de nosotros una tribu sudafricana (por ejemplo) cuando nos ve en pleno verano vestidos, porque para nosotros es una vergüenza enseñar los pechos o los genitales.
Y es que tendemos a establecer valores desde nuestro punto de vista sin tratar de ponernos en el de los demás.

Llegados a este punto, es inevitable la pregunta ¿somos capaces de entender lo diferente?
Y estamos otra vez en el punto de partida que tomamos: ¿somos capaces de entender lo diferente?, y lo que es más difícil ¿de tolerarlo?
Yo creo que no, que lo diferente (en todos los ámbitos, no sólo en cuestión de etnias, razas o culturas) nos hace sentir amenazados y por eso lo rechazamos. Por eso no somos capaces de tolerar la diversidad, con todas sus consecuencias.

Como conclusión, repito la idea de que esta novela me ha resultado complicada de leer, pero me ha resultado muy satisfactoria la lectura. No esperaba encontrar una visión crítica tan profunda, ese cuestionar los pilares de la cultura islámica.

Volver al índice


Algunas notas sobre Nawal El Saadawi

Nawal El Saadawi, nacida el 27 de octubre de 1931 en la localidad egipcia de Kafr Tahla, estudió la carrera de medicina y fue directora general de Sanidad de Egipto.
Empezó a escribir cuentos y novelas en 1956, y en 1972 publicó Mujeres y sexualidad, su primer estudio sobre los problemas de la mujer árabe y de su lucha por la liberación.
Debido al acoso de la censura, tuvo que publicar sus libros en Beirut y fue cesada de su cargo. Al igual que otros importantes intelectuales árabes, fue encarcelada por Sadat.
Actualmente vive y trabaja en El Cairo. Ejerce la psiquiatria y preside la Asociación de Solidaridad de las Mujeres Árabes. Escribe en árabe, y varias de sus novelas, entre ellas La Caída del Imán, han sido traducidas al inglés por su marido, el igualmente médico y novelista en lengua árabe Sherif Hetata.
Click aquí para ver imagen de la autora.

Volver al índice


Algunos artículos escritos en inglés por Nawal El Saadawi
Algunos enlaces interesantes a sitios web

Nawal El Saadawi; La caída del Imán, Seix Barral, Barcelona, 1995.
Traducida del inglés (The Fall of the Imam, 1995) por Adelaida R. Gómez.
Click aquí para ver la portada de la edición.
Eider Beitia Paniagua ebp_at@hotmail.com