Museo Euskal Herria

Dirección: Allendesalazar, 5. 48300. Gernika-Lumo (BIZKAIA)

Teléfono: 94-625.54.51

Fax: 94-625.74.15

Horario: Laborables: 10.00-14.00 y 16.00-19.00; Domingos: 10.00-13.30; Lunes y festivos: Cerrado.

Visitas guiadas: Los grupos pueden acceder a visitas organizadas con cuadernos didacticos y semiorganizadas con información a través de un video del Museo. Pueden realizarse en francés, inglés ,euskera y castellano.

Entrada: Gratuita

Información: Euskera,Español,English,Français

El Museo de Euskal Herria, situado a escasos metros del histórico roble foral, abrió sus puertas a principios del año 1991 con el objetivo de ofrecer una exposición permanente que sirviera al visitante para captar la significación e importancia histórico-político-cultural del entorno foral en el que se halla.

Asimismo, la restauración y rehabilitación del Palacio de Alegría venía a completar el proyecto de dignificar y hacer público el entorno de la Casa de Juntas de Gernika, conocido como conjunto monumental de Gernika, el cual se halla configurado por monumentos y edificios tan importantes como: iglesia gótica de Sta. María, Archivo de Gernika, Convento de Sta. Clara y esculturas monumentales de Henry Moore y Chillida.

El Museo se halla instalado, como decíamos, en el Palacio de Alegría, también conocido como Palacio de Montefuerte, en recuerdo del título nobiliario que ostentaba la familia Allendesalazar, última propietaria del inmueble, antes de que la Diputación foral de Bizkaia lo adquiriera en el año 1982.

Según la escasa documentación conservada, la originaria Casa de Alegría era una casa torre propiedad de Iñigo Ortiz de Ibargüen, uno de los redactores del Fuero Nuevo de Bizkaia. Durante la segunda mitad del siglo XVII hasta la Matxinada de 1717, el edificio fue conocido como Casa de Mezeta. En dicho año y como consecuencia de las medidas gubernamentales decretadas por Felipe V, ordenatorias del traslado de las aduanas interiores vascas a la costa, se produjo la importante revuelta social conocida como Matxinada de las Aduanas. Este evento trastocó profundamente la historia del edificio pues resultó destruido y saqueado. En el juicio resultante, los matxinos fueron obligados a "reconstruir la Casa de Alegría de la misma manera, forma y repartimento que antes de la quema".

En el año 1733, la Casa que se reconstruye no es igual a la que existiera previamente, puesto que responde a un concepto más desarrollado de vivienda, significa la culminación de la nueva concepción de la casa residencial. El Palacio de Alegría resultante responde a las características de un estilo barroco sobrio, muy extendido por el Norte Peninsular a mediados del siglo XVIII y resulta el mejor exponente de este estilo en toda la comarca.

Destaca, entre otras cosas, por el buen aparejo de sillería arenisca en la fachada noble, los lujosos enmarques de ventanas y balcones y el notable equipamiento de herrería de estos últimos.

El Museo de Euskal Herria está estructurado en tres plantas, recorridas por numerosas pinturas, grabados, dibujos y bibliografía, entre otros. Estos fondos han sido seleccionados atendiendo a su capacidad ilustrativa y expuestos con un criterio temático de acuerdo con la distribución de contenidos que se resume en las siguientes líneas.

La Planta Baja ha sido dedicada al Medio Físico del país, es decir, a la explicación de la evolución geológica, la variedad paisajística y en general de las coordenadas geográficas que condicionan las formas de vida y poblamiento de los pueblos y ciudades de Euskal Herria. Las secciones que conforman este primer espacio son: Medio Físico, Geología, Formaciones Urbanas y Prehistoria.

Tras esta primera impresión física de Euskal Herria, llegamos a la primera planta, la planta noble del Museo, titulada con el nombre colectivo de "Territorios y Derecho". En esta planta se dedica una sala a cada territorio histórico (Araba, Bizkaia, Gipuzkoa, Nafarroa, Laburdi, Behenabarra y Zuberoa) con el objeto de mostrar, desde el punto de vista histórico la esencia y naturaleza de las instituciones públicas tradicionales de los territorios vascos. Por tanto, se trata de ilustrar al visitante, ofreciéndole unas pautas para entender la evolución transcurrida desde la Edad Media, en que se codificaron las formas consuetudinarias del derecho, hasta la abolición del régimen foral.

Por último, la segunda planta está dedicada a "los hombres", a los hombres y mujeres vascos, a partir de manifestaciones tan definitorias como son la lengua, la etnografía, iniciativas académicas, espíritu mercantil o religiosidad.

El Museo de Euskal Herria configura, en definitiva, un centro de acogida a los numerosos visitantes de un lugar histórico y simbólico como es el entorno de la Casa de Juntas de Gernika; un lugar de recepción en el que vascos y foráneos obtengan una visión global que ayude a comprender la cultura vasca.

Contenidos: Pintura (s.XX), mapas, dibujos y bibliografía. Merecen especial mención los grabados reunidos en el museo.

Publicaciones: Guía y plano del Museo, catálogos de exposiciones y material didáctico.

Actividades: Exposiciones temporales, conferencias y jornadas.

Biblioteca: no es posible acceder a el, uso interno.

Audiovisuales: colección de cintas de video en euskera, castellano e ingles sobre Gernika, el museo, Urdaibai, Bombardeo de Gernika...